El panorama del comercio físico ante la era digital

Si pensamos en números, el panorama que se presenta para los comercios físicos puede resultar desalentador frente al “ecommerce” o comercio electrónico, debido a que según estadísticas aportadas por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), este último creció en un 47% en el año 2018. 

Además, afirman, que el 90% de los adultos argentinos ya ha efectuado, aunque sea durante una ocasión, una compra online. 

# Entonces, ¿en qué lugar queda desplazada la venta física? 

Si bien es real que la época actual incentiva al consumo electrónico, todavía existe un alto porcentaje de individuos que prefiere concretar una compra en forma física.

De hecho, por este motivo, en Argentina aún convive y coexiste, en promedio, un comercio por cada 264 habitantes, es decir que si tomamos como referencia que somos 40 millones de argentinos aproximadamente, podemos afirmar que existen más de 150 mil comercios minoristas

Esto impacta favorablemente en la economía del país, dado que funcionan como una fuente de generación de empleo. 

Además, la alta tasa de comercios existentes indica que aún funcionan en un terreno social que los acepta. Sin embargo, es importante comenzar a pensar en los cambios que deberían adoptar este tipo de tiendas para adaptarse a una nueva era dominada por la tecnología. 

# ¿Cómo deben adaptarse los comercios minoristas a la era digital?

Acciones y beneficios en el comercio

En primer lugar, es fundamental que ofrezcan beneficios al cliente que lo motiven a acercarse a la tienda a diferencia de lo que podría encontrar por Internet desde la comodidad de su hogar. 

Esos beneficios pueden implicar promociones, descuentos, 2×1 u otras acciones de venta retail. Se podrían, incluso, regalar productos por la compra de otro, ofrecer la prueba de un producto de forma gratuita o llevar a cabo acciones de “marketing en tienda” que obliguen a las personas a recurrir allí si quieren presenciar la acción.

Por ejemplo, pueden colocarse productos relacionados a películas famosas del momento para que las personas vayan en su búsqueda, tacto y prueba o realizar eventos y capacitaciones en torno a una temática específica. 

Es necesario saber con firmeza que el punto clave que distingue a la tienda física de la online es que la primera permite observar un producto con los cinco sentidos, y en esto deben centrarse las acciones de marketing para ganar clientes. 

Atención al cliente destacada

Por otro lado, no se debe olvidar la buena atención hacia los compradores. Este es un requisito fundamental que atrae nuevos clientes e incrementa las ganancias.

Lee más acá sobre cómo lograr clientes felices y satisfechos

Presencia online

Si bien no invitamos a que los comercios físicos vendan por Internet, debido a que para esto deberían cambiar su estructura, contratar personal y llevar a cabo muchas modificaciones, sí creemos que es necesario que se posicionen de forma online y se den a conocer. En suma, podrían mostrar a través de diversas redes sociales sus nuevas acciones de “retail in store” para invitar a las personas a que se acerquen allí. 

Añadir medios de pago y evitar el efectivo

Los ciudadanos de la era actual circulan con menores cantidades de dinero en efectivo en sus bolsillos. Esta es una realidad que hay que enfrentar para entender que, ahora, los clientes prefieren llevar a cabo el pago de sus compras a través de tarjetas, débitos o, por qué no, su teléfono móvil. 

Respecto a una nota elaborada por La Nación, “los pagos digitales avanzan en el mercado argentino”

Es así, que los comerciantes deben tener en cuenta dicho cambio en el paradigma habitual para adaptarse a él. 

Como solución, pueden asociarse a plataformas como Mercado Pago, Todo Pago, entre otras, que le permiten a los individuos realizar sus compras en cuotas (sin que el comercio tenga que ofrecerlas) mediante su celular escaneando un código QR. 

Otra idea es adquirir un posnet móvil inalámbrico que se conecta al teléfono móvil del vendedor y permite que el comprador realice pagos con tarjetas de crédito o débito. 

En conclusión, el panorama no es de lo más favorable para el comercio físico en Argentina según su época actual, pero lo importante, es que tienen posibilidades de sobrevivir si se adaptan a los requerimentos de la sociedad. 

En adición, es vital que cada comercio cuente con un Seguro para su Negocio que pueda protegerlo de robo contenidoresponsabilidad civil a linderos, responsabilidad civil comprensiva, seguro técnico, cristales e incendio contenido.