¡Felicitaciones para los veterinarios del país!

¿Por qué felicitamos a los veterinarios en esta ocasión?

Porque el 6 de agosto es el Día del Veterinario en Argentina, gracias a que se conmemora el día en que se inició la carrera de veterinaria, en el año 1883, de la mano de profesionales de otras partes del mundo. 

Recién en 1887 la primera camada de graduados veterinarios argentinos comenzó a enseñar y transmitir la pasión de su profesión. 

Según las últimas estadísticas recabadas en el año 2010 para determinar la cantidad de veterinarios que existían en el país, el número era de 18.000 profesionales aproximadamente que se distribuían, en un 50% en Buenos Aires, un 12% en Córdoba y un 11, 8% en Santa Fe. Por lo tanto, en la actualidad, se puede llegar a pensar en cifras que alcancen los 20.000 egresados de la carrera. 

Asimismo, de la cantidad de veterinarios existentes, la mayoría corresponde al género masculino. 

¿Por qué festejar el Día del Veterinario?

En primer lugar, porque los veterinarios son profesionales que han estudiado y se han esforzado en lograr sus objetivos, por eso, como cualquier otro profesional, merecen un día especial en el que se los conmemore. 

Además, su profesión suele ser una de las más difíciles, al menos dentro de las clasificadas como técnico- científicas. 

No pueden comunicarse con los animales para poder realizar un diagnóstico certero, por ende, se basan en interpretaciones, la palabra del dueño, su conocimiento e intuición. 

Además, muchas veces tienen que lidiar con tareas difíciles en las que el animal puede sentirse amenazado y lastimar al profesional. A pesar de esto, ellos realizan su tarea con total gusto y pasión. 

Otro de los factores que dificulta la tarea del veterinario, es la aplicación de la eutanasia. Para estos profesionales, no debe ser nada simple realizar dicha acción lidiando, además, con la tristeza de la familia que acompaña al animal. 

Por último, y no menos importante, son los encargados de cuidar, proteger y curar a nuestros mejores amigos. Soportan la carga de saber que en sus manos se deposita confianza total para tratar a los seres más vulnerables de la familia.

¿Sabías que existen diferentes tipos de veterinarios? 

  • Veterinarios de pequeños animales: son aquellos que tratan a animales domésticos (felinos y perros).
  • Veterinarios exóticos: tratan a todo animal que no sea perro o gato, como roedores, erizos, reptiles y aves. 
  • Veterinarios de animales grandes: suelen especializarse en animales de campo, como vacas, cerdos, gallinas, entre otros. 
  • Veterinarios de vida silvestre: tratan con animales salvajes. 
  • Veterinarios de investigación

En suma, existen especializaciones particulares en diversas ramas médicas, como cardiología, oftalmología, especies específicas, etc. 

Y para cerrar la nota, nos despedimos con una frase de Inmanuel Kant que decía “podemos juzgar el corazón de un hombre por su tratamiento de los animales”. Entonces, agradezcamos a todos los grandes corazones de los veterinarios que ayudan día a día a quiénes lo necesitan y ni siquiera pueden comunicarlo. 

Y si querés proteger a tu mascota, podés cotizar un Seguro que le brinde asistencia médica y otros beneficios. Consultá acá ⇓