¿Por qué castrar o esterilizar a mi mascota?

A diferencia de lo que muchos creen, dichos procedimientos no se realizan con el único fin de evitar la procreación del animal, sino que tienen consecuencias positivas sobre la salud de las mascotas

Antes de explicar cuáles son los beneficios mencionados, es importante entender la diferencia entre la castración y la esterilización.

En la primera, se busca evitar no solo la reproducción, sino que también la actividad sexual. 

La esterilización, por su parte, implica también una intervención quirúrgica pero que no destruye la actividad sexual de la mascota. Ésta puede continuar ejerciéndola pero con la diferencia de que no existirá fertilidad. 

El veterinario será quién defina el procedimiento adecuado para cada mascota. De todas maneras, es de amplio conocimiento que este tipo de procedimientos acarrean ciertas ventajas para el animal. Leamos cuáles son.

Beneficios de la castración o esterilización en mascotas

En hembras: 

  1. Según la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) y datos estadísticos aportados en el año 2014, la esterilización disminuye  la posibilidad de adquirir cáncer de glándula mamaria en un 0.05% en el caso de mascotas esterilizadas antes del primer celo.

  2. Previene la infección de útero en perras y gatas que tienen desde un 80% a un 40% de desarrollarla en algún momento de su vida si no son castradas/esterilizadas. Dicha enfermedad se desarrolla por la simple existencia de hormonas relacionadas al ciclo reproductivo de animales que se encuentran en celo. 

  3. Se reduce la posibilidad de que una mascota atraviese un embarazo psicológico, y en consecuencia, alteraciones en su carácter. 

  4. Según La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia Animales” la castración ayuda a que la mascota hembra viva una vida más larga. 

  5. Se evitará que la hembra entre en celo, lo que conlleva molestias como la limpieza de la sangre que despiden por su ciclo reproductivo y los molestos gritos que realizan para llamar la atención de los machos. 

En machos: 

  1. Modifica la conducta del animal reduciendo rasgos de agresividad que puedan presentarse o evitando la tendencia a escaparse del hogar para salir en búsqueda de hembras. 

  2. Tal como informa la UNICEN, evita la generación de enfermedades de la próstata como infecciones, inflamaciones, quistes y cáncer, que afectan a los perros a partir de sus 4 años de edad. 

  3. Colabora en la prevención de hernias perianales

  4. Se reduce la necesidad de marcar territorio a través de la orina, lo que puede dañar muebles y pisos en los hogares. 

Entre los beneficios mencionados, la castración o esterilización también es buena para el control poblacional, evitando embarazos no deseados en animales y el abandono de mascotas. 

Además, un plus si vivís en CABA es que podés realizar el procedimiento de forma gratuita a través de los centros de atención veterinaria dispuestos por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Enterate más en ésta nota

Sabemos que querés cuidar a tu mejor amigo, por eso te ofrecemos también un Seguro para Mascotas. Cotizalo online.